Madera al natural: Tendencia Raw en decoración

Madera al natural: Tendencia Raw en decoración

La madera, las fibras como el bambú, el mimbre, el corcho… lo natural nos atrae y la tendencia raw en la decoración nos acerca al máximo a esa autenticidad y frescura.

La preocupación por el medio ambiente y el impacto de la crisis climática impulsan a estudios y empresas a buscar soluciones más sostenibles y orgánicas. La tendencia a volver a lo natural ha dado paso al estilo raw, el cual refleja estos valores ecológicos e infunde un modo de vida más orientado a el cuidado del planeta.

El término «estilo raw» procede del inglés «crudo» o «en bruto» y tiene su origen en la gastronomía. Su uso comenzó cuando se popularizó la cocina para quienes buscan una vida más saludable y no dañar el medio ambiente, así que apuestan por incorporar a su dieta la denominada «raw food», alimentos 100% naturales y orgánicos.

Extrapolado a la decoración, el estilo raw es justamente eso: materiales naturales y sin tratar. Esta tendencia aboga también por el reciclaje y la reutilización.

Este interiorismo ecofriendly emplea como material pilar la madera, pero también otros materiales poco procesados y en los que no se utilizan barreras artificiales como barnices, tintes o esmaltes.

La madera se utiliza pues en su forma más natural y primigenia, con las formas que marca su propio crecimiento. Es madera decapada, mate, que conserva sus nudos, grietas y hendiduras, vetas y texturas ásperas, rugosas, desiguales, con los cantos sin pulir, a veces incluso con restos de corteza, con los cambios de tonalidad característicos de este material.

Otros materiales que se utilizan en este movimiento estético son, por ejemplo, los metales con efectos de desgaste y oxidación, piedra sin desbastar, mimbre, tejidos naturales y fibras ecológicas, entre otros.

Para no perderte ninguna novedad de la formación profesional y del sector madera, mueble y corcho, no olvides suscribirte a la newsletter de Cambium.

Fuentes:

image_pdfDescargar PDFimage_printImprimir